Las pequeñas cosas (Micro/drama)

Las pequeñas cosas (Micro/drama)

LaRanuraDeLaPuerta.blogspot.com
Las pequeñas cosas albergan grandes universos que escuetos, concretan las incógnitas susurrándote la realidad de quien eres. Puede que desde la brisa que se cuela por la tronera, el cántico de los alados en su mundo sustento, el aroma que retorna recuerdos o ese silencio que nunca caya.
Soy consciente que razonarlo como lo hice otorga incertidumbre sobre la certidumbre llana de cualquier camino, no es tan complicada la vida, de eso no tengo dudas; somos nosotros, los inestables empeñados en estabilizar nuestro tiempo obviando la necesidad constante del cambio cual evolución de nuestra propia existencia.
― ¡Piquete de ejecución, formen en fila de a dos!
Las pequeñas cosas son magnánimas cuando el rumbo termina pues camino no queda (…) Tras pasar en vela atado a momentos preciosos, recuerdo de lo que fuera antes de convertirme en el sádico que soy, arrebatando vidas en el campo del delirio, parcela del diablo, amagado en trinchera cual soldado mercenario por intereses de terceros (…) Albea nuevo día en la hora perdida donde pago al barquero moneda, mi cuerpo, existencia, erro, miedo; paciencia y alegría (…) Sus balas se llevarán mi vida tanto como la pesadilla de mis desmanes que me convirtieron en cualquier otra cosa, cualquier cosa dentro de la ingente ristra de pecados… Recuperando al ser humano que fui en algún instante que no recuerdo.
― ¡Carguen!
―Hijo; ¿tienes algo que decir?―Preguntó el párroco traidor a su credo, abrazando al diablo en pro de mantenerse con vida.
―Sí, por supuesto. Déjense de memeces y terminemos este paripé de una puta vez. Que disparen.
― ¡Apunten al condenado!
Soy la esencia del sueño no compartido, el anhelo hundido por la locura del hombre. Insensato valiente que equivocó tranco adentrándose en los reinos simonía por la guerra declarada, por egoísmos enfrentados. Un insulso ingrediente de la sopa gélida en el presente occiso (…) ¿Qué me queda?, más que regresarte a mi mente mientras mi cuerpo tiembla observando al piquete injusto, idéntico a tantos donde formé parte (…) Las pequeñas cosas albergan grandes universos…
― ¡Fuego!
No siento y veo, suenan de lejos ciñendo cerca los pasos de vida que traen muerte (…) Metálico chasquido al montar la justiciera mientras albea imagen de la dama perdida que por fin me encuentra. Tez atrayente, vestiduras de luto, guadaña y frío cálido... Dispara, cobarde…
―Dispara, cobarde… Dispara.―Murmuró entre bocanadas de sangre.
―Buen viaje, rojo.
®DadelhosPérez (La ranura de la puerta) 2016
Puedes ponerte en contacto conmigo para cualquier petición mediante el formulario de contacto sito en el lateral de esta página. Te atenderé con la máxima brevedad.
Salas de LA RANURA DE LA PUERTA
Enlaces directos a YouTube, documentales y películas íntegras en español, conciertos y clips totalmente gratuitos.

GRACIAS POR VISITARNOS.