¿MIRO PARA VER O VEO MIRANDO? Por Dadehos Pérez

No soy más que la suma de 44 años de experiencia, y no cualquier experiencia, de mi experiencia personal; con esto no quiero decir que sea mejor o peor que la tuya, no juego en las ligas menores del ego competitivo trazando lindes en el cielo con tiza, eso lo dejo para las eminencias eminentes que se evidencian con palabrería bien casada que suena bella aun alejada, quizás, de esas experiencias personales que nos confeccionan. Dicho esto, ruego olvides el librillo moral de nuestros días y entiendas desde tu experiencia existencial mi mensaje, aunque no lo compartas...

Leo y sigo leyendo, nunca me planteé enseñar nada porque siempre caminé por la famélica senda del aprendizaje convencido de que incluso aprenderé en el último segundo de vida, a morir, por ejemplo; aunque de momento todavía ando en la lección de aprender a vivir. Mis logros no son importantes pues quedan anegados por el presente y las nuevas sensaciones que me transfieren diferentes artistas anónimos. Sin mirar atrás al mismo tiempo que adelante no quitando ojo del presente, como jugar a ser dios desde los zapatos de humano... Vivir aprendiendo hasta que la vejez me atrape convirtiéndome en un débil negado a seguir camino, varado y a la espera, entonces; sólo entonces comenzaré a vivir del pasado, contar a quien escuche la maravillosa aventura de mi vida, ese montón ingente de experiencias, siempre y cuando el de enfrente me cuente la suya, puesto que cómo dije, soy un adicto al aprendizaje... El eterno alumno de la profesora vida...

Cuando alguien escribe y leo... No me paro al control de posibles faltas de ortografía, ni busco errores gramaticales con la perseverancia de profesor corrigiendo exámenes, es simple, intento entender el mensaje de su composición desde la dificultad de no tenerlo enfrente y poder preguntar. Entrando en la comunión de la empatía a la fuerza, buscar semejanza visualizando desde mis propios recuerdos su argumentación.... Es magia... Y puede que la vida del artista cabalgue por las llanuras de la riqueza mientras la mía, construye castillos en la bóveda celeste; que sea religioso y yo ateo; uno de derechas y el otro de izquierdas.... Aun así, en el momento que leo y filtro su creación impera más lo que nos acerca... La creatividad es la mayor de las herramientas del ser humano, sin duda alguna.