Puede (micro/drama)

Puede (micro/drama)


No hay mayor sensación de libertad que sentirse libre… Puede que las ventanas anden embarrotadas, la llave echada en celda angosta que pretende oprimir inyectando ahogo… Puede que mi paseo sea de dos pasos cortos y media vuelta, que tenga que imaginarme los cielos que viera mucho antes de pagar las falsas deudas… Puede que puedan vencerme aunque también que les venza sin necesidad de hierro o palabra, puede que pueda o puede que caiga…
No hay mayor sensación de libertad que sentirse libre. Cerrar los ojos y recordar lo importante, oler tumbado en el catre las amapolas del prado, sentir brisa casa, correr por el césped jardín, observar el quehacer de la diva que tuviera por tenerme encandilado, enganchado a la existencia, al rumor, al halago, al susurro velado que transmite deseo innato floreciendo vida… Vida…Vida… Puede que pague con ella o puede que me alimente sentado en  el distante cercano, mientras pasa el tiempo llevándose las penas… Puede que puedan vencerme o puede que las venza.
Fuera breve, segundo inminente que clarifica ofuscación enseñando camino, soltando lastre, rezando perdido en el encuentro ensoñado donde reina la libertad verdadera, no aquella de los lujos materiales en efímeros memorables que no rememoran nada… Fuere breve pero alcanzara… O puede que puedan vencerme… o puede que les venza; puesto no hay mayor sensación de libertad que sentirse libre aun condenado al cautiverio como estoy ahora… Puede que pueda lo que nunca pudiera por perder el valor… Puede que puedan y puede que lo logre, paso al aire y caída de golpe, luego pánico para ganar el silencio… Puede que… (Ahorcándose en su desolada celda)
P.D. De todas las sensaciones o pensamientos; situaciones límite o ridículas. Siempre me fascinó el segundo antes del desastre por cuenta propia, la discusión contigo mismo dirimiendo nubarrones entre humos, pasiones entre huegos… Sobre todo cuando la mala rima de la circunstancia ahoga al desesperado en la extrema soledad, puede que en una celda, puede que en el trabajo, o puede que en el cómodo sillón de la sala rodeado por aquellos que debieran ser los tuyos… Si es el caso… Puede que puedan contigo o puede que les venzas… No hacen falta celdas para ser cautivo, ni soledades para sentirte solo…
®Dadelhos Pérez (La ranura de la puerta) 2016
Puedes ponerte en contacto conmigo para cualquier petición mediante el formulario de contacto sito en el lateral de esta página. Te atenderé con la máxima brevedad.

GRACIAS POR VISITARNOS.