Finiquito (Micro/rareza)

Finiquito (Micro/rareza)


Fuere cometido que cometiera en el imaginado que imaginó, mucho antes de adentrarse en la cueva de barra y licor, junto a la fuente abandonada de la plazoleta del olvido. Acercando tranco aun algo cohibido para solicitar trago graduado a precio de escándalo.
―Que sea del bueno, botella maravilla, tapón corcho, etiqueta que marque reserva y en vaso cuello alto, pero el más alto que tenga de la vitrina que los custodia. Pues puede que sea mi última copa antes de lo inevitable.―Azotara el azotado conquistando taburete.
―Elixir exquisiteces del color vida y dulzón, igual que sueño redundo en verano locura, aunque el precio sobrepasa la estafa del resto que vendo a pitanza de oro. Es un licor refinado e importado del país de los borrachos…―Interrumpido.
― ¿El país de los borrachos? Ponga ese pese a que deteste dulzores exagerados aun adulterados por el alcohol adictivo, puesto el nombre de su procedencia casa con mi ciencia o creencia condenada a la negligencia…
― ¿Negligencia?
―Soy alcohólico anónimo, sobre todo tras la décima copa pues no reconozco ni a mi madre…
―Entonces tranquilo, son gafes del vicio…
―Ojalá fuera tan sencillo… Pero usted sirva mientras largo la condena que suena a liberación si cumplo con todas las pautas. Las llamo así al malsonar cual órdenes del “bata blanca”, doctor o médico… Matasanos con pulcra precisión de bebedor nada preciso. Pues si no dejo la ingesta de las espirituosas mi alma se largará tras firmar el divorcio con mi cuerpo. Tengo cirrosis con letra y todo, como si fuera la mensual del banco.
―No debería beber, señor. Es un mal que bien no conoce.
―Tranquilo, la peligrosa es otra, yo tengo la B de beber… Además, tarde es si dicha buena anda occisa, morir borracho es mejor que morir sereno por haber sido toda la vida lo contrario, es decir, lo que soy. Bebedor pasivo en horas borrachera y activo en las de resaca. Sirva y cobre que yo beberé y pagaré porte cuando de una letra pase a la siguiente, la definitiva, matarile… Pero que sea entonado, achispado o anestesiado, amigo…
P.D. De perdidos al río… Sin esperanzas para el alma o el corazón, nada importa.
®Dadelhos Pérez (La ranura de la puerta) 2016
Puedes ponerte en contacto conmigo para cualquier petición mediante el formulario de contacto sito en el lateral de esta página. Te atenderé con la máxima brevedad.

GRACIAS POR VISITARNOS.