El cocinero de la tele (micro/humor)

El cocinero de la tele (micro/humor)
Como saben, soy un respetado cocinero que no tiene tiempo por culpa del trabajo convertido en tentativa cocinillas, puesto que de fogones profesionales pasé a los platós televisivos, programas programados donde cocinas y cocinas presentando lo cocinado siempre en el día presente.
Algo para hoy, recurrente, un plato exquisito que quita el hipo a los pequeños y mayores, y tranquilos aquellos faltos de muelas, porque el arroz quedará meloso, casi caldoso y algo pasado, podréis comerlo servido en copa de cava que se acaba, a sorbo refinado.... Dicho esto, empezamos.
Patata, que no batata, fileteada en línea franca o juliana, después de enjuagar el vegetal bajo el chorro constante del grifo cocina no antes de hacerlo nosotros mismos, la higiene es importante en la profesión; enjuagarse la boca con mentol mentolado, afeitarse y hacerse la permanente o coleta caballo más gorro, para los más peludos.... Atentos que sorprendo....
Habichuela morena la dejo en remojo desde la tarde pasada al día de fiesta, este mismo donde cocino en 15 minutos lo que cuesta hora y media. Retiro el agua que no la legumbre, cebolla picada, ajo idéntico, tacos de jamón que no tacos que falten o insultos que ultrajen al personal, y a la cazuela de barro que espera en la repisa del horno, ese que está a 200 grados de soponcio esperando el festival del alimento.... También pimiento rojo sableado, rajado o cortado; a vuestro antojo lo dejo, langostino muerto... (No me sean crueles) Sepia cadáver, pulpo que no palpa y mejillón con boquerón... Y al horno un rato corto sin olvidar regar con vino blanco de uva, no de ir o volver, para sacar al minuto campanilla cual alerta del caliente metálico, añadir litro y medio de fumé, el arroz y de nuevo a las entrañas del que no para...
Servir que sirva y atraiga a la vista en plato llano y no de pensamiento porque la vajilla no piensa; cucharón de palo en par, una rama de perejil y listo, a zampar...
Y hasta aquí el delicioso aunque poco ambicioso plato de arroz meloso casi caldoso, al estilo estilista del artista que cocina en la pantalla de la caja tonta, lo que cuesta hora y media en un cuarto escaso más la publicidad.... Hasta mañana, peña, digo; familia.

®Dadelhos Pérez