Canto (Micro/drama)

Canto (Micro/drama)


Agarro la cuchara y juego a las mareas con la charca caliente del café en taza, mientras suenan notas clásicas de los que fueron modernos acá en la placidez del salón solitario, allá en la tempestad que promueve el recuerdo. Intentando componer de lo vivido escueto arreglo oda sobre pálido papel en blanco, charlar de nuevo contigo burlando tiempos… Añoranzas que conceden sensación de perdido por no ganar la gran apuesta de la vida aun siguiendo fiel la ruta natura… vida; la mía o de la vuestra postergada en memorándum mármol gélido. Fuera ergo cuando musas alcanzaron mi alma fuera de raciocinios para adentrarme en etéreos cazando el segundo jamás contado por las varillas relojeras.
“Canto silencio y calla gritando mi alma solitaria en el salón del espanto. Canto y espero el destino firmado sin dejar de lado el recuerdo que vida me otorga. Canto pues nada queda en la resta del todo, existencia efervescente, cosa corriente a la que me niego desde mi retiro empecinado con mis delirios entre letras, pasados, presentes y finales… Canto con las teclas del portátil compañero, y en mi mente, la presencia del pasado convertido en presente cuando beso correspondido aúpa vigores procurando estremecimientos que marcharon contigo quedando impolutos en…”
―Abuelo, ¿qué haces? ¿Por qué lloras?
―No te preocupes, lloro de alegría. Tu abuela me acaba de contar una anécdota para destornillarse.
―Pero abuelo, la abuela murió hace años. ¿De verdad estás bien?
―Hijo mío, sólo canto…
®Dadelhos Pérez (La ranura de la puerta) 2016
Puedes ponerte en contacto conmigo para cualquier petición mediante el formulario de contacto sito en el lateral de esta página. Te atenderé con la máxima brevedad.

GRACIAS POR VISITARNOS.