No sé si…








No sé bien si a bueno fuera por navegar parado en movimiento mente hacia el vértigo del descampado que no miente, te cuenta. Pues de saber resultaría insulso o absurdo este viaje con billete ida, y única vuelta, en el cajón del recuerdo cual pulmón vida del anhelo que espera en mi ignoro, a tranco prisa con mente lenta, o viceversa… ¿Me has entendido? Si no alcanzaste… Te lo explico… (Me dijera)
Repito perdido por búsqueda de vivo que al final se encuentra…
“…No sé bien si dulce amarga secando garganta y provocando sed, un erro imaginado por la distancia que me acerca, la pérdida que me gana con beso mejilla, sonrisa y marcha, pues sigo sin saber del frente por conocer la retaguardia que suma recuerdo que es experiencia, que reza sin temores los brumosos pormenores sitos en los futuros inciertos que no alcanzo por no saber, desde los efímeros presentes que beben del pasado redundo para mirar al mañana sonriendo desconcertado y repetirme como ajo crudo liquidado a bocados…No sé bien si a bueno fuera, pero por si acaso soltara confiado aquello de… Solo sé que no sé nada.”

P.D. Es verdad que recurriendo a la famosa “solo sé que no sé nada” hubiera bastado… Aunque el absurdo me dominó al caer en la cuenta y preguntar sin saber o rondar posibilidad de discernir el pensamiento que padeció el genio para concluir con… Solo sé que no sé nada… Quedando evidente que saber, sabía. Concentró escueto la meta futura, “nada”, cual culminación de culminaciones que describe el segundo que llega desde el mismo instante consumido que es pasado presente, y al día, se convierte en recuerdo sentenciado al olvido… Sin duda un genuino e irrepetible sabio que coronó sabidurías admitiendo abiertamente que solo se es un ignorante entre ignorantes que no se ignoran, caminan con sus penas y glorias hacia la incertidumbre de la próxima lección. Puesto que se aprende hasta morir (el examen final sin posibilidad de recuperar nota en septiembre)
Me dio por la bobada pero a diferencia de otras entradas, de ésta puedo largar sin taras que fue breve menestra de palabras… Te deseo de lo bueno lo mejor con un hasta entonces, hasta ahora…

® Dadelhos Pérez, La Ranura Editorial, 2017

Enlaces de la casa:
·        LaRanura De La Puerta 2.0